top of page
  • Writer's pictureAgnes Plantalech

CÓMO TOMAR LAS SEMILLAS?

Las semillas aportan una gran variedad de nutrientes de los que algunos no están demasiado presentes en la naturaleza. ¿Quieres saber cómo aprovechar todas sus propiedades?
Fotografia Pere de Prada
Fotografías Pere de Prada

Durante estos últimos años ha aumentado considerablemente el consumo de las semillas. Estas aportan una textura, un sabor y un alto valor nutricional a los platos. Contienen vitaminas, minerales, fitoquímicos, proteínas, ácidos grasos (destacando en algunas el omega 3), hidratos de carbono y fibras.


A pesar de ser un grupo de alimentos muy nutritivo, en la gran mayoría de los casos presentan un problema de absorción durante el proceso digestivo. Muchas de las semillas son muy pequeñas y cuando las ingerimos no las masticamos bien. El no darles a ellos este proceso de masticación, hace que no aprovechamos sus propiedades, ya que al igual que las ingerimos, pasan por todo el tubo digestivo intactos hasta que las expulsamos con las heces. La única función que hacen es la de arrastre que en algunos casos sí que es la que se busca, pero no es la única que nos pueden aportar estos alimentos.



Para poder aprovechar los nutrientes de las semillas, se debe romper la cáscara que las envuelve. Algunas la podemos romper con el proceso de masticación como el sésamo, por ejemplo, que si el masticamos bien y lentamente, conseguimos romperle la cáscara. Otras como las semillas de girasol o las de calabaza, fácilmente podemos pelar con la boca, tienen una cáscara dura y son de mayor tamaño.

Las semillas de chía, las de lino o la amapola, es preferible pisarlas algo con una mano de mortero o triturarlas. También se pueden dejar unas horas en remojo dejando que absorban bastante líquido y así queden más hinchadas y sea más sencillo aplastarlas con los dientes.

El método recomendado para aprovechar todas sus propiedades, es molerlas. Es importante sólo utilizar la cantidad que se necesita cada día. Si se trituran más, se deberían guardar un máximo de 2 días preservando las de la luz solar.

Siempre que se pueda, se deben comprar las semillas crudas y hacerlas un ligero tostado a baja temperatura en casa. Estos alimentos aportan muchos ácidos grasos que tostados a temperaturas altas se oxidan. Cuando compramos un producto, no sabemos exactamente qué proceso ha seguido ANCA que ha sido recolectado hasta que ha llegado a la tienda.


 

8 views0 comments

Recent Posts

See All
bottom of page