top of page
  • Writer's pictureAgnes Plantalech

REDESCUBRIENDO DEL ACEITE DE COCO

Updated: Apr 24, 2020

"Un gran aliado en nuestra cocina"



A diferencia de lo que se creía hace unos años atrás, el aceite de coco no se consideraría una grada perjudicial para nuestro organismo, sino todo lo contrario. Siempre que estemos hablando de un aceite de coco virgen extra, a ser posible ecológico, ya que éste es obtenido directamente de la pulpa fresca del coco manteniendo así todas sus propiedades nutritivas.

Es un ácido graso saturado de cadena media. Lo que lo hace una alternativa muy saludable. Al ser de cadena media, es lo que le diferencia de otras grasas saturadas, ya que la grasa no queda como reserva de grasa corporal, sino, que se quema como energía de forma inmediata.


Se atribuye al aceite de coco virgen extra, diversas propiedades antivirales, antimicrobianas, antiinflamatorias y cardioprotectoras. Estimula el metabolismo energético y es saciante, por este motivo se recomienda en dietas para bajar el peso.

También es un buen aliado para disminuir los daños cognitivos en enfermedades degenerativas, como más el Alzheimer. El aceite de coco es muy empleado también en el mundo de la cosmética ya que aporta grandes antioxidantes y vitaminas beneficiosas para diferentes tipos de problemas cutáneos como los eccemas, psoriasis, y otras afecciones en la piel. También muy preciado en la estética por sus propiedades en la prevención de arrugas y flacidez.



Utilización


En la cocina:


  • El aceite de coco aguanta muy bien las temperaturas de cocción, con su punto de humeo a 177º, que es cuando el aceite se oxida y empieza a ser nocivo. Como ejemplo, el aceite de oliva extra virgen, otro gran aportador de grasas imprescindibles tiene su punto de humeo es a 160º.

  • Para que tenga un efecto terapéutico, se recomienda consumir de 30 a 40 ml al día (dos cucharadas soperas) al día según el tratamiento.

  • Gracias al ácido láurico que lleva el aceite de coco y se encuentra presente en la leche materna, las madres, durante el embarazo y la lactancia, pueden consumir tranquilamente este producto, siempre que sea extra virgen y biológico.

  • Para cocinar se puede utilizar tanto en caliente para hacer platos al horno, salteados, y pastelería, como en frío para aderezar (se puede mezclar con otros aceites vegetales), en cremas de verduras para añadir al final, batidos energéticos.


Se puede utilizar como parte de la alimentación de los bebés ya que aporta muchas propiedades beneficiosas y positivas en la aplicación tanto interna como externa.


En la cosmética:


  • Para realizar mascarillas faciales y capilares.

  • Para cicatrizar heridas y desinfectante.

  • Para la caspa.

  • Para la hidratación de la piel de los bebés y prevenir irritaciones.

  • Como relajante con una cucharadita de aceite en el agua del baño tanto para los más adultos como para los bebés.


En otros posts, encontrará algunas recetas de cocina curiosas y saludables, donde el aceite de coco juega un papel muy especial en la elaboración del plato.


1 view0 comments

Recent Posts

See All
bottom of page